Constelaciones Familiares

El pasado jueves 19 de Mayo de 2005, la Asociación de Terapia Familiar de Asturias (de la que formo parte), organizamos una actividad en la facultad de Psicología. Invitamos a Yolanda Alonso, psicóloga y profesora de la Universidad de Almería, para que nos hablara sobre su experiencia y conocimiento sobre Las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger.

ConstelaciónAl parecer esta manera de hacer terapia es muy conocida en Alemania, tanto que hasta hay programas de televisión sobre ella, multitud de libros disponibles en las librerías, e incluso, cintas de video donde aprender a “hacértelo tú mismo con tu mecanismo” ;-)

El tema consiste, muy básicamente, en solucionar (o mejor dicho, intentar solucionar) los problemas psicológicos en una única sesión (en forma de semirario de dos o tres días) y en grupo (aproximadamente, 20 o 30 personas).

Y se trata de representar la constelación de tu familia en relación con el problema que te lleva al terapeuta. El cliente elige de entre los participantes del grupo a aquellas personas que puedan representar a las personas significativas de su familia y también a sí mismo, y las “coloca” para ver la 1ª constelación, reflejo de lo que es su familia. A continuación, el terapeuta continúa “recolocando” para que las emociones vayan surgiendo, siguiendo -por supuesto- una normativa. Luego, se pronuncian una serie de frases rituales, muy precisas y marcadas por el terapeuta. Ésta sería, más o menos, la metodología.

Una de las ideas fundamentales es que los problemas de cada persona tienen sus raíces en sus antepasados familiares (aunque no los hayas conocido), es decir, que existen deudas y enredos impactantes en el pasado que surgen, de algún modo, en el presente, y son el reflejo de tus problemas.

La verdad es que para alguien que lea esto y no haya ido a la conferencia, puede sonarle a cuestiones de magia, y así es como nos lo expresó Yolanda Alonso, pero a pesar del escepticismo y las críticas que pueden hacerse a esta manera de hacer terapia, ella también nos comentaba que tras participar en alguno de estos grupos y estudiar sobre el tema, hay algo que la engancha y que le hace continuar profundizando en ello.

Por lo poco que sé también me produce bastantes reticencias pero precisamente eso me inquieta y hace que sienta curiosidad, asi que intentaré participar en alguno de estos grupos cuando se hagan en alguna casita en la montaña asturiana (el lugar elegido para el encuentro debe ser un sitio tranquilo).

A lo largo de la jornada discutimos bastante sobre el tema y también se llegó a la conclusión de que algo tiene que funciona, por lo menos a algunas personas les ha sido útil, asi que puede que merezca la pena conocerlo. La verdad es que a lo largo de la vida hacemos un montón de cosas que funcionan a pesar de no encontrarles ninguna explicación coherente. ¿Se os ocurre alguna otra?

7 comentarios en “Constelaciones Familiares

  1. La verdad es que parece magia… y más, acostumbrados a la medicina occidental, en la que -en lugar de tratar la raíz del problema- se tratan los síntomas.

    Habrá que profundizar… sobre todo si se hace en esa casita de montaña, ¡así nunca se vuelve decepcionado!

  2. Bueno, creo que a veces para solucionar el problema se puede empezar por los síntomas, un pequeño cambio en el sistema puede modificar muchas cosas, por lo menos es un cambio.

    Pero sí que parece mágico, no sé…….leeré más cosas.

    Si hay uno por aquí cerca, vamos, vale?

    Bss :-*

  3. No es magia y sí, de alguna manera;básicamente es una experiencia que te conecta con una red intergeneracional de procesos de relación con la vida, una fibra de esta red en la que vas siendo parte del tejido humano y social, genética, generacional, familiar y ecológicamente. Perdón no pude dejar de meter mi cuchara, en realidad va a las raíces de lo actual, que hoy parecen síntomas, bueno he ido a talleres y la vivencia es irrepetible, siempre tiene que ver contigo por eso de que nada de lo humanos me es ajeno de….quién?, bueno vale la pena la experiencia …

  4. En todo caso mi experiencia no fue en casita de montaña sino en la
    Universidad católica de Valparaíso, por allá al final del mapa. Valparaíso pobre y patrimonio de la humanidad..

  5. Hola Verónica, saludos desde este lado del charco.

    Una de las cosas que apuntas y que me ha gustado de esta técnica es la importancia intergeneracional de algunos problemas humanos y el sentido evolutivo de las cosas. Seguiré investigando sobre el tema y en cuanto se me presente la oportunidad participaré en uno de los talleres.

    Un abrazo.

  6. Hace unos años una mujer a la que tenía mucho cariño me habló de estas constelaciones, para ella eran unas terapias privadas que según lo vendía el instructor, era algo mágico y espiritual. Me habló de como la gente se metía en el papel de otras personas de su familia y lloraba, reía, sentía odio, incluso como ella se veía en el papel de sus familiares.

    Aunque yo soy un poco escéptica, ésto me dió bastante que pensar, y es ahora cuando me doy cuenta de que no era más que un tipo de terapia grupal, por lo visto, excelente.

    Algún día si tengo recursos la probaré.

  7. Yo he asistido a alguna sesión de constelaciones familiares y si es verdad que dicen lo gurus de esto:
    …”Una de las ideas fundamentales es que los problemas de cada persona tienen sus raíces en sus antepasados familiares (aunque no los hayas conocido), es decir, que existen deudas y enredos impactantes en el pasado que surgen, de algún modo, en el presente, y son el reflejo de tus problemas.”

    Pero yo no me creo que esos problemas, influyan en la vida de una persona, vamos pero ni un poquito.
    Lo que influye es el entorno en el que ha vivido, lo demas es puro cuento recaudatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.