El viaje del Emperador

Ayer por la tarde vi la película El viaje del Emperador, de Luc Jacquet, y me resultó fascinante.

Imagen de la películaLos paisajes y la fotografía te hacen sumergirte en el ambiente, la historia es muy interesante, y tanto los protagonistas como el resto del reparto, estrellas consagradas del celuloide. Además, me ha parecido muy instructiva y que permite de una manera bastante pedagógica, enseñar a los críos a conocer aspectos nuevos de la naturaleza, de los animales y del respeto al medio ambiente.

Muestra la experiencia del pingüino emperador, desde que es la época de apareamiento hasta que termina todo el ciclo, meses y meses de viaje, de soportar frías tormentas, de pasar hambre, y de la lucha por la supervivencia. Una herencia transmitida de generación en generación, de antepasados y de permanencia de rituales. Y lo cuenta en primera persona, con diálogos simulados entre los pingüinos. Vamos, que es una peli muy recomendable.

La única pega que le veo es que, al introducir diálogos entre los personajes, creo que se pasaron humanizando a los pingüinos. Desde mi punto de vista, dieron un salto demasiado grande entre lo que creen que piensa un pingüino emperador cuando, por ejemplo, es una cría y por primera vez toca el hielo; o cuando recuerdan un acontecimiento peligroso sucedido días previos, y lo que realmente puede pensar. Hacen atribuciones sobre la memoria, los sentimientos amorosos, el concepto de familia, etc. más parecido a Pasión de Gavilanes que a lo que pueda percibir un animal, por muy monógamo que sea.

Me recordó a Nómadas del viento, de Jacques Perrin, y eso dice mucho en su favor. Aunque esta sí era documental (El viaje del Emperador es más bien un pseudo-documental).

Espero que cuando la veáis apuntéis aquí alguna reflexión, me encantaría poder disponer de otras maneras de verla.

4 comentarios en “El viaje del Emperador

  1. Prefiero no verla Lore, las películas de animales me dejan p’al arrastre.
    Desde Jacky y Nuca no levanto cabeza, y El Oso me hundió aún más.

  2. Pues ésta está bien, es más un documental sobre los hábitos del pingüino emperador y sobre el esfuerzo por la supervivencia, pero bueno, tampoco es obligatorio verla, ¿eh?

    Felices Fiestas y Feliz Nochevieja, Jota Zé. Ya te contaré de mi viaje, el sábado marcho para Bruselas, brindaré por tí desde allí. Seguramente que el próximo post de esta bitácora sea sobre las aventuras por Bélgica. Ciao!!!

  3. Me gustó mucho la peli. Pero coincido contigo en que sería mejor verla con el sonido desactivado: los comentarios llegan a ser empalagosos. Y es una pena, porque la banda sonora también me gustó mucho.

  4. Pues a mi me ha encantado, y los comentarios me han emocionado, siiii soy una cursiiii, lo reconozco. es una pelicula preciosa y la banda sonora genial, si no la habeis visto yo tambien os la recomiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.