Recordando emociones

Diana, la más mala de «V», a punto de comerse un roedorEste sábado pasado me di un homenaje, en el sentido de chute, sí…. y reviví sensaciones de hace unos cuantos años. ¿Qué hice? Pues meterme entre pecho y espalda tres horas de la serie «V» (la de los lagartos).

La verdad es que pensaba que la iba a ver más desfasada pero no, daría el pego en esta época actual, aunque a Donovan le cambiaría la chupilla de pana con las pinzas en los hombros y a Julie el flequillo con super-onda ladeada.

Lo único que noté en falta fueron: más escenas de largartos al descubierto y más banquetes de ratones (como los que comprábamos en el kiosko a duro cada uno)

La que no me decepcionó fue Diana, sigue tan mala malísima como entonces.

7 pensamientos en “Recordando emociones

  1. ¡Es verdad, los ratones de gominola! A mi me daban un asco… Lo que sí me gustaban eran las pegatinas que venían con los chicles, con los lagartos posando :-)

    Mirando por la red las páginas relacionadas con la serie, encontré la noticia de que, este año, van a hacer «V: The Second Generation», una nueva mini-serie, y van a salir algunos de los de entonces: Donovan, Diana, Julie y Willy (el que luego hizo de Freddy Krueger).

  2. Pero, ¿donde conseguiste ver este pedazo de serie?. No podía perderme un capítulo. También recuerdo las pegatinas de los chicles y los chillidos de mi hermana cuando se iban a comer un ratón. Le daba tanto asco, que con solo imitar el gesto característico con el que se lo comían, aunque fuese utilizando una patata frita, le revolvía el estómago. Quiero ver esa segunda generación, y no crecer más. Psicológicamente lo estoy logrando. Lo otro está más dificil. Por lo pronto me estoy haciendo rockero, que dicen que los viejos nunca mueren. ¡Joer, vaya rollo!

  3. Bueno, ésta -en parte- es para mí, así que te contesto a la primera pregunta: algo tendrá de bueno el «Canon remuneratorio por la copia privada»… Como decía Roberto Carlos, quiero tener un millón de amigos… conectados conmigo en las redes P2P. Cuando quieras, te paso lo de «V».

    ¡Ciao!

  4. Me encantan vuestros comentarios y me animan a seguir escribiendo…..lo primero: Gracias.

    La verdad es que llevaba tiempo con ganas de ver “V” y -gracias a Pablo- lo conseguí.

    También estuve viendo antiguos dibujos animados de cuando era más cría (porque yo tampoco quiero hacerme mayor y menos después de haber visto la peli “Descubriendo nunca jamás”), Me tragué un capítulo de Candy Candy, jeje….y tras verlo pensé en que no sé si es más perjudicial para los retoños de hoy en día ver las catanas y los litros de sangre por todos lados, o los dramas de horfanatos, pérdidas y demás tritezas en las vidas de pequeñas criaturitas.

    En fin, reivindico que Diana y los roedores vuelva a nuestras vidas y también esos chicles duros como piedras en cuanto los masticabas una vez, que venían con las calcomanías para pegar en los brazos.

  5. Hola soy Loli, me parece una pasada volver a recordar la adolescencia, no me la perdía ningún sábado, y también coincido con la hermana de Gerardo, a mí también me daba mucho asco lo de ver como se comían los ratones. Lo mejor es volver a ver después de muchos años a los actores como Donovan, en películas de tv, porque debe de estar encasillado, y como están después de los años, consuela saber que los años pasan para todos. Uno de mis personajes favoritos era Julie y el novio de la hija de la unión de una humana y un lagarto. Bueno espero poder seguir comentando a cerca de nuestra series de épocas pasadas.

  6. Hola mi niña, aquí estoy, visitándote por primera vez y… ¡qué emoción!

    Me llena de orgullo y satisfacción (jeje) estrenarme con un comentario relativo a V. Tú ya lo sabes, pero como terapia de ridiculización personal que me ayude a hacerme una persona de provecho que asume sus miserias con orgullo y risas, confesaré en este espacio que me brindas lo que V significó para mí.
    No recuerdo la edad que yo tendría cuando la emitieron por primera vez, es probable que anduviera por los 7, quizá menos, no sé. El caso es que para mí V fue mi primera experiencia masoquista. No podía dejar de verla, pero asistir a esos desgarros de pieles que dejaban a la vista escamas, a esas pupilas que se tornaban finos hilillos verticales, y las míticas lenguas bífidas, representaba un trauma que, a tal punto llegó, que mis padres y hermanos empezaron a preocuparse seriamente por mi estabilidad emocional, me río…
    Recuerdo entre risas, aunque en aquel momento maldita la gracia que me hacía, estar frente al espejo comprobando la longitud y forma de mi lengua, y mi madre la pobre medio horrorizada diciéndome que la tenía normal, que no me preocupara, y que, sobre todo, no me acercara más a la tele en horario de V, pero eso era imposible, yo ya me creía una Visitante con todas las de la ley, me río, y nadie iba a impedir que me mantuviea al día de las grescas que se montaban en la nave nodriza y demás… También rascaba la piel de mis manitas buscando la otra capa verde mientras esperaba ansiosa el siguiente capítulo…

    Es curioso, pero ahora, años después (muchos… ay, demasiado creo), esos miedos se asoman de nuevo a mi cabeza con grata emoción y, a pesar de los pesares y las lágrimas, no me desharía jamás de esa experiencia, de esa congoja naciente que me oprimía el corazón y me bloqueaba el pensamiento, porque algo quiero temer siempre, y los años van moldeando mis temblores, pero siempre queda alguno al que enfrentarse, y eso me gusta.

    Muchos besos nena mía, que me voy a colgar de tu página como si de la luna se tratase.

  7. Cómo me presta leerte en este espacio, espero que continúe creciendo -aunque últimamente lo tengo un poco abandonao-.

    Me reconozco en tus palabras y sentimientos, yo recuerdo tener que pedirle a mi hermana que me diera su mano por la noche para poder dormir…y poner en marcha todo tipo de estrategias para que los lagartos no me llevaran con ellos, como esa de taparte con la sábana hasta el tuétano para ocultarte y protegerte, como si la sábana fuese blindada…en fín, echo en falta esas sensaciones por eso trato de recordarlas, como en este caso, rememorando viejas series.

    Propongo hacer campaña para que vuelvan a reponer “V”, ¿quién se apunta?

    :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.